Si padeces psoriasis y estás pensando en realizarte un tatuaje, piercing o microblading, es normal que te vengan a la mente numerosas preguntas: ¿Empeorará la enfermedad? ¿Hay mayor riesgo de lesiones psoriásicas en la zona? ¿Se me borrará? ¿Cómo afecta la medicación?

En este post respondo a las dudas o preocupaciones más habituales acerca de los riesgos que implican tatuajes, piercings y microblading para la psoriasis.

¿En qué capas se realizan estos procedimientos?

La piel se compone de tres capas: epidermis, dermis e hipodermis.

Epidermis: la capa superficial

Las células que la componen se renuevan de manera natural cada 28 días. En cambio, en una persona con psoriasis dicha renovación puede acelerarse de manera considerable, pudiendo tenener lugar incluso en 72 horas.

Es en esta capa donde se deposita la tinta del microblading. También hay que romperla o penetrarla para realizar un tatuaje o piercing.

Dermis: la capa intermedia

Se trata de la capa más gruesa. Es aquí donde se inyecta la tinta del tatuaje y se colocan la mayoría de los piercings.

Hipodermis: la capa profunda

Algunos tipos de piercings podrían llegar hasta ella, pero no es lo habitual.

Riesgos de realizarse un tatuaje, piercing o microblading si tienes psoriasis

Si tienes o te vas a realizar un piercing, microblading o tatuaje y padeces psoriasis es conveniente que conozcas los diferentes riesgos a los que te estás exponiendo. A continuación indico algunos de los principales a tener en cuenta:

Fenómeno de Koebner

Este fenómeno se refiere a que pacientes con determinadas afecciones cutáneas, como por ejemplo la propia psoriasis, pueden desarrollar lesiones características de su enfermedad en áreas de la piel previamente sanas tras sufrir traumatismos o lesiones.

Durante el proceso de tatuaje, la aguja penetra repetidamente la piel, causando un microtrauma en epidermis y dermis, lo que puede activar este fenómeno en personas con psoriasis, llevando a la aparición de nuevas placas en el área tatuada.

Similar a los tatuajes, el microblading (también conocido como tatuaje semipermanente o de cejas) implica realizar pequeñas incisiones en la piel para depositar el pigmento. Este proceso también puede ser desencadenante del fenómeno de Koebner, provocando la aparición de lesiones psoriásicas en las cejas.

Lo mismo ocurre con los piercings. Cuando nos realizamos uno, estamos perforando la piel, por lo que pueden igualmente dar lugar a este fenómeno, provocando con ello la aparición de nuevas placas de psoriasis en esa zona previamente sana.

Mayor riesgo de infecciones

Durante los procedimientos de tatuaje, piercing y microblading, se hacen heridas abiertas en la piel. En la psoriasis, el proceso de curación puede ser anormal debido a la rápida tasa de crecimiento celular, lo que podría aumentar el riesgo de que estas heridas se infecten.

Mayor probabilidad de reacciones alérgicas

Las personas con psoriasis tienen una piel más sensible y reactiva. Esto podría hacerlas más susceptibles de sufrir reacciones alérgicas a los pigmentos de tinta, metales de los piercings o incluso a los productos utilizados durante o después del procedimiento.

Inflamación

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria. La irritación y el trauma causados por tatuajes, piercings o microblading pueden desencadenar o exacerbar la inflamación en la piel.

Proceso de cicatrización alterado

El proceso de cicatrización puede ser diferente en personas con psoriasis. Debido al rápido crecimiento de las células de la piel, las heridas pueden no cicatrizar de la manera habitual, lo que podría llevar a la formación de cicatrices más prominentes o anormales. Además, en el caso de los tatuajes y el microblading, esto podría afectar a la claridad y definición del diseño.

Riesgos de hacerte un piercing si tienes psoriasis.

Dificultades en el seguimiento y/o tratamiento de la psoriasis si tienes tatuajes o te haces microblading

La psoriasis es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la aparición de placas rojas y escamosas, y un tatuaje o microblading podría afectar la manera en que estas placas se observan y se tratan.

Menor visibilidad: la tinta puede ocultar las lesiones de psoriasis, haciendo que sea más difícil para los médicos y pacientes observar cambios en el tamaño, color o textura de las lesiones.

Detección de brotes: los tatuajes en áreas propensas a brotes de psoriasis pueden dificultar la detección temprana de éstos o la evaluación de la severidad de los ya existentes.

Control del tratamiento: los tatuajes y el microblading pueden dificultar la evaluación de la efectividad de los tratamientos, ya que podrían llegar a enmascarar los cambios en la apariencia de las lesiones psoriásicas. Los tratamientos para la psoriasis a menudo buscan reducir el enrojecimiento y la inflamación de la piel, lo cual podría ser más difícil de evaluar en áreas tatuadas.

Reacción a la tinta: en algunas personas, la tinta puede causar irritación o reacciones alérgicas que podrían confundirse con brotes de psoriasis.

Tratamientos tópicos: la aplicación de tratamientos tópicos para la psoriasis puede verse afectada en áreas tatuadas, especialmente si el tatuaje cubre extensas áreas de piel.

¿Hay un mayor riesgo de que se me borre el tatuaje si tengo psoriasis?

Un tatuaje no se borrará debido a la psoriasis, ya que la tinta de éste se inyecta en la dermis y la psoriasis afecta a la epidermis.

Sí hay que tener en cuenta que el tiempo que duren las lesiones psoriásicas, el aspecto del tatuaje se verá afectado.

Además, determinados medicamentos, como el metotrexano, pueden alterar el proceso de tatuado. Algunos componentes de los tratamientos tópicos, especialmente aquellos que tienen propiedades exfoliantes o que promueven la rotación celular, podrían contribuir al desvanecimiento del color o a la alteración de la apariencia del tatuaje.

¿Y el microblading? ¿Hay riesgo de que se me borre si tengo psoriasis?

El microblading es una técnica de tatuaje semipermanente que se realiza en la epidermis, la capa más superficial de la piel.

En condiciones normales, la epidermis se renueva cada 28 días. Este ciclo natural de renovación celular contribuye a que el microblading se desvanezca con el tiempo, requiriendo ya de por sí sesiones de actualización para mantener su apariencia.

En personas con psoriasis el ciclo de renovación se acelera a aproximadamente cada 3 días. Lo que significa que si la enfermedad afecta a las cejas, teóricamente el microblading desaparecerá mucho antes. En cualquier caso, hay que analizar cada caso para poder valorar adecuadamente.

Por otro lado, dado que se realiza en la epidermis, que es la capa de la piel más afectada por la psoriasis y donde se aplican comúnmente los tratamientos tópicos, existe un mayor riesgo de que el microblading se altere todavía más rápidamente.

Riesgos de realizarte microblading (tatuaje de cejas) si tienes psoriasis.

Recomendaciones en caso de que decidas hacerte tatuajes, un piercing o microblading

Consulta con tu médico: antes de tomar cualquier decisión, habla con tu dermatólogo experto en psoriasis . Si sigues algún tratamiento, es posible que haya que modificarlo.

Elige centros acreditados: asegúrate de acudir a un estudio de tatuajes o centro de estética que cumpla con todas las normativas de salud y seguridad.

Mantén una higiene adecuada: una buena higiene de la zona es fundamental antes y después de tatuarse o hacerse un piercing o microblading. Sigue cuidadosamente las instrucciones para no contraer infecciones y promover una cicatrización adecuada.

Evita áreas sensibles: intenta evitar áreas de tu cuerpo especialmente sensibles para la psoriasis, como axilas y genitales.

No lo hagas sobre placas de psoriasis: realizarlo directamente sobre lesiones psoriásicas activas puede empeorar la enfermedad y afectar a la cicatrización y apariencia final de la tinta en la piel.

Te invito a que compartas este post sobre los riesgos que implican tatuajes, piercings y microblading para la psoriasis con aquellas personas a las que pienses que le puede ser de utilidad.